Entrevista a JonAS: ¡paga o pego!

Viernes 18 de Octubre de 2013

Por Pablo Martínez
Jonás Prado Lobo, nacido el 14 de Enero de 2003, ha ganado los últimos tres campeonatos de Asturias por edades que jugó (sub-8 y sub-10 en dos ocasiones). En Mayo de 2012 entró en la lista de la FIDE con 1390 puntos de ELO. Hoy, año y medio después, tiene 1602. En el nacional sub-10, el pasado mes de Julio, se proclamó Campeón de España, con 7,5 puntos en 9 partidas, y sin conocer la derrota. Ahora, prácticamente recién llegado de jugar el europeo sub-10 en Budva (Montenegro), al que acudió son su madre, Elena, que también nos acompaña, Jonás, nos dedica un rato para contarnos su experiencia.

“Vale, pero mientras jugamos una partida”, comenta Jonás con uno de los presentes. “Bah, eres un aburrido”, protesta ante la negativa.

Ya convencido y centrado, empezamos:

Fuiste a Salobreña al nacional como claro vencedor del regional sub-10 (por segundo año consecutivo), y eras el sexto del ranking  ¿Qué expectativas tenías?

Iba a ganarlo. Tenía la sensación de que podía ganarlo. Yo voy a todos los torneos así, y a medida que pasan las rondas, ya voy viendo si tengo posibilidades o si no. Y si pasan las rondas y voy perdiendo, ya voy cambiando los objetivos. Porque yo en un torneo nunca digo “quiero hacer 6 puntos”. Voy ronda a ronda y luego voy viendo.

¿Preparaste el campeonato de alguna manera especial?

No, no, lo preparé como siempre, no hice nada especial.

Jonás en Budva, luciendo un polo al alcance de poc@s

Jonás en Budva, luciendo un polo al alcance de poc@s

Una vez en Salobreña, empezaste ganando las 5 primeras partidas y te pusiste líder en solitario. ¿Cuáles eran tus sensaciones a medida que ibas ganando y colocándote líder?

Veía que tenía posibilidades, aunque no tenía que confiarme porque cuanto más avanza el torneo más difícil es. El torneo es largo y duro, afirma serio.

A pesar de que no perdiste ninguna partida, no remataste alguna de ellas que pudiste ganar, y al final del todo el desempate decidió el título. ¿Hasta que salió la clasificación final, estabas nervioso?

Sí… Y del tirón empieza a contar: En la partida contra María Eizaguirre estaba perdido porque tenía dos peones de menos. Después recuperé y tenía pieza de más, pero entré en un lapsus psicológico y preferí ganar medio punto antes de arriesgarme a equivocarme y perder el punto entero.

En la penúltima ronda contra con Lance Henderson, estaba cansado porque era ronda doble, y si perdía no tenía posibilidades de ganar el campeonato, y entonces me dediqué a cambiar todas las piezas, mala decisión por mi parte, porque tenía ventaja, pero al final casi pierdo el punto entero.

En la última ronda tenía ventaja decisiva, pero es que es una sensación que no puedo describir… Te juegas ser campeón de España. Yo tenía ventaja decisiva, pero él tenía un peón pasado, y vi un fantasma de que podía coronar, y entonces ofrecí tablas y Daniel Sanz las aceptó. Luego vi que lo peor que me podía pasar es quedar 2º, y eso en un nacional es una pasada.

En la cabeza de Jonás siempre hay ajedrez: mientras le formulaba la siguiente pregunta, se acordó de que ¡se olvidó de traer los deberes de ajedrez –hechos, eso sí- que le había puesto su monitor! Esto le altera un poco, y es que Jonás y ajedrez, son inseparables!

2013-10-04 11.50.37

Jonás en la costa Montenegrina

Tras la breve pausa, unas risas y calmar el “enfado” de Jonás, seguimos: nos has contado qué pasó durante el campeonato, pero, tras terminar tu última partida, y ver en la clasificación que eras campeón de España, ¿cómo te sentiste?

Pues… No tengo palabras para describirlo. Es una sensación única. Es que te sientes  como en una nube. Una felicidad enorme. En ningún momento de mi vida me había sentido así, con ningún otro título, ni los 3 de Asturias ni nada. Ni me imaginaba que podía tener tanta alegría en el cuerpo.

También pasé un poco de pena por mi compañera Paula que creo que se merecía la medalla después del gran torneo que hizo. Hubiese sido ya una pasada poderlo celebrar los dos juntos, pero estoy seguro de que algún día lo va a lograr.

Y con toda esa alegría, ¿lo celebraste de alguna manera?

Me tiré por el suelo a lo Rafa Nadal y me abracé incluso con gente que no conocía. Después les supliqué mucho a mis padres para que me dejaran tirarme vestido a la piscina pero al final no lo conseguí (Conociendo a Jonás… ¡gran mérito haberle retenido! Seguro que no fue fácil, jeje). Eso sí, como <<ya había hecho mis deberes>>, me dejaron quedarme hasta la una de la mañana  en la fiesta la animación y ¡me tocó un bingo con mucho dinero! Fue el día más feliz de mi vida.

Inevitablemente, los presentes rompen a reír. ¿¡Quedaste campeón de España y encima te tocó un bingo!?

Entre risas, nos cuenta su madre: me había pedido un euro, creí que para jugar al billar o al futbolín, como otras veces, y al rato llega gritando <<¡Mira mamá!>>, sacando monedas y monedas del bolsillo <<¡me tocó un bingo!>> Tenía una cola de niños detrás de él celebrándolo. Le tocaron casi 80€, e invitó a sus amigos. Sin duda, ése era su día, nos cuenta sonriente.

Increíble. Será difícil repetir una hazaña así, aunque a este paso, ¡igual nos saca de pobres! Bueno, meses después de ganar en Salobreña, participaste en el europeo en Montenegro, de donde llegaste hace una semana. ¿Qué nos puedes contar de la experiencia?

En lo deportivo no fue muy bueno, pero lo pasé increíble e hice muchos amigos de otros países. Jugaba al ping-pong en la habitación de un chico ruso, Dimitri, que nos hicimos muy amigos. Y después de nuestras partidas charlaba en inglés con un israelí, Globus.

Pero en lo deportivo no estoy muy contento. Podía haber hecho mucho más, pero las cosas no siempre salen tan bien.

Brillo de campeón

Brillo de campeón

Bueno, hiciste 4 puntos en 9 partidas, que no es catastrófico, teniendo en cuenta que el  torneo era muy largo y muy duro. ¡Y no todos los días vas a ser campeón y ganar un bingo!

Ya… Es que ése fue el día más feliz de mi vida.

Nos cuentas que la experiencia del europeo fue muy buena, pero, sin embargo, no era la primera vez que jugabas un torneo fuera de España, ¿no?

No, jugué un sub-1800 en Francia, aunque tampoco me fue muy bien. Quedé tercero pero me dieron la copa más grande de todas las que tengo. Y lo mejor fue que al primero y al segundo les dieron un libro en francés.

Elena nos da más detalles: estuvimos unos días de vacaciones en la costa azul con la autocaravana, cerca de Marsella, y vimos que había un torneo, y ya sabes que Jonás se apunta a un bombardeo… Fue gracioso porque al primero y al segundo, les dieron libros y unas “copuchas”, y cuando vimos la suya alucinamos. Si hubiera quedado primero o segundo, se hubiera llevado un libro en francés…

Ya metidos en historias, cuéntanos algo de tu comienzo con el ajedrez. ¿Te acuerdas de cómo empezaste? ¿Quién te enseñó a jugar?

Sí, me acuerdo. En un viaje a noruega, con 7 años, le insistí mucho a mi padre, pero él consideraba que era muy pequeño para aprender aún. Al final me enseñó y me gustó mucho. Si hacíamos un viaje de 5 horas, yo me pasaba las 5 horas con el fritz 2. Aunque me hubiera gustado aprender a jugar más pequeño, pero mi padre no sabía ni a qué edad se empezaba a jugar.

¡Ah! Otra cosa que no te dije del torneo.

De repente, se acuerda de algo importante que no me dijo, y ya sabemos que a Jonás no le gustan los cabos sueltos  :)

 Considero que jugábamos con mucha desventaja porque en Asturias tenemos todas nuestras partidas en internet, y el resto de la gente no. ¡Voy a hacer una huelga! En el europeo no había absolutamente nada de ningún israelí ni azerbaiyano, por ejemplo, como si no existiesen.

Jonás en su encuentro contra el azerí Teymur Huseynov

Jonás en su encuentro contra el azerí Teymur Huseynov

Cierto, es una ventaja disponer de esas partidas, pero también una desventaja cuando vamos a jugar fuera… Todas las comunidades deberían hacer como la nuestra, pero este un debate muy viejo… Pero está bien saber la opinión de nuestros mejores jugadores.

En fin, me ibas contando cómo aprendiste a jugar ¿Recuerdas cuál fue tu primer torneo?

Mamá, ¿trajiste las gafas? Jonás, a lo suyo. Pero es capaz de estar a todo a la vez, y en seguida me devuelve la atención.

Sí en Posada de Llanera. Un sub-8, que lo gané, pero era una cosa rara porque no sabía qué era eso de competir. Entonces, cuando hacía alguna jugada que consideraba buena, saltaba y me ponía a celebrarla como si hubiera marcado un gol. Luego me explicaron que eso no era lo más típico…

También en ése torneo hice uno de mis mejores amigos,  Darío Bagües que hace pocos días perdió a su padre y quería darle todo mi apoyo.

Tu primer torneo lo ganaste, ahora campeón de España… Desde bien pequeño ya destacaste, y tu progresión da vértigo. ¿Cómo entrenas?

Más o menos una hora y media diaria miro ajedrez por mi cuenta. Después, esta semana empezaré a trabajar con el GM Jesús De la Villa (por internet). También empezaré una vez por semana con la FEDA (por internet, a partir de Enero), una vez mes con la FAPA (si hubiese Escuela FAPA) y… Jonás se queda en blanco.

Siempre ready

Siempre ready

¿Y los viernes como hoy te vas de cumpleaños? :P

¡Ah! Y los viernes 2 horas en el Naranco. Este año, en un grupo con los mejores del equipo, y con el seleccionador regional de monitor, Nacho Montes.

De repente Jonás se da cuenta de una cosa….

¿Pero me estás grabando? Dice entre sorprendido e indignado. ¡Esto es una tontería! ¡Te voy a denunciar! Le susurra al micrófono. Controla tus palabras que estás grabado, ríe su madre.

Dejando a la policía al margen y retomando, con tanto entrenamiento, ¿Te quita mucho tiempo de hacer los deberes y estudiar las cosas del cole?

No, en absoluto, pero sí me quita tiempo para ver la tv, jugar a la consola, ir al parque o hacer otras cosas, pero bueno, lo elijo yo.  Su madre, efectivamente nos confirma que con el cole no hay problema, de momento.

Parte de la expedición española en Budva, con MF Yudania Hernández, entrenadora de la FEDA

Parte de la expedición española en Budva, con MF Yudania Hernández, entrenadora de la FEDA

Veo que,  además del ajedrez, te gusta hacer otras cosas ¿qué más sueles hacer en tu tiempo libre?

Jaja, prepárate, advierte Elena.

Pues montones de cosas: senderismo, esquí, bicicleta, snorkel, bodyboard, pescar con mi padre, ver la tele, jugar a la Nintendo a veces, seguir a mi equipo que es el Sporting de Gijón (Elena rompe a reír: <<¡tenía que salir!>>, ríe), y sobre todo jugar con mis amigos.

Para terminar, no sé si sabes que otros compañeros asturianos, que en su momento también fueron campeones de España por edades, como Marcos Llaneza, David Recuero, Latasa (astur-leonés), Tomatillo… han llegado a ser Maestros. ¿A ti hasta donde te gustaría llegar?

Me enorgullece estar en esa lista, me gustaría ser como ellos. Les admiro mucho en el ajedrez asturiano e incluso en el nacional. Y mi objetivo es llegar a ser maestro y si puedo algún día escribir un libro.

¿Escribir un libro?

Sí, ya lo adelanto, dice firme y dibujando una sonrisa. Se va a llamar “Ganando en el Slobenka plaza”, que es el hotel donde jugué el europeo. De nuevo, se oyen las risas de Elena de fondo, que se lo está pasando bomba, como todos, como siempre con Jonás.

Pues muchas gracias Jonás por dedicarnos este rato y contarnos más cosas sobre ti. Desde el club, te damos de nuevo la enhorabuena y te ayudaremos en todo lo posible para que consigas tu sueño de ser maestro y escribir un libro.

Ala venga, ahora juega, ¡mueve que ya acabó la entrevista!

Jonás para rato…  :)

 

 

 

4 Responses to Entrevista a JonAS: ¡paga o pego!

  1. Jajaja, “Ganando en el Slovenska Plaza”, qué grande.

  2. eres un crack

  3. Impresionantemente natural, ¡qué risas! , genial entrevista. Yo llego el 18-D, ya sabéis, a tiempo para las rapidonas navideñas en el CTD, espero, dejarme cosonas y que me burreen los guajes :)

  4. Muy grande Jonás. Eres un gran jugador pero sobre todo un gran amigo. Sigue así y llegarás muy lejos.

    Pd: Y además ye del Sporting, que más pedir.

    Javi Llaneza

Dejar un comentario